Copa Libertadores Destacadas 

¡ESCANDALO por la venta de entradas “neutrales” para Lanús-River, PODRIA JUGARSE SIN PUBLICO!

Lugones, de la APREVIDE, advirtió que no van “a permitir avivadas de los clubes”. Igualmente aclaró que antiguamente de que haya parcialidad riverplatense “es más probable que se haga sin clan”, y avisó que “habrá detenidos”.

La historia entre River y Lanús aún tiene un capítulo más. El martes, desde las 21.15, en La Fortaleza se disputará el desquite de semifinales de la Copa Libertadores y tras el 1 a 0 en el Monumental a merced de River los fieles de La Pandilla quisieron compartir al equipo de Marcelo Gallardo en el sur.

 

Si proporcionadamente en un principio existió la posibilidad de dar el presente en un supuesto “sector neutro”, con el valer de los días se fueron escuchando distintas voces pero el director de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte porteño (APREVIDE), Juan Manuel Lugones, fue definitivo al aconsejar no asistan al estadio carmesí e incluso amenazó con que el cotejo se juegue a puertas cerradas.

 

En distintos medios, la voz musculoso de APREVIDE dijo sin pelos en la franja “que la clan de River no vaya a Lanús, porque la va a suceder mal. Armaremos un musculoso activo. Si identificamos un hincha de River lo vamos a detener inmediatamente. No vamos a permitir avivadas de los clubes. No hay sectores para notorio visitante ni para los neutrales”.

Luego del rumor de que la parcialidad riverplatense adquirió entradas para ver desquite copero, la autoridad incluso llegó a determinar, con cierto tono de bravuconada, que “es más probable que se juegue sin notorio a que haya visitantes”, aunque luego bajó los decibeles.

Ciertamente ayer Lugones dio el presente en el estadio situado en Arias y Guidi. “Vinimos a ver cuántas y como se vendieron las entradas. Lo cierto es que no se venden más entradas generales por Internet. Suspendimos la traspaso electrónica. El que quiera entradas tendrá que ir hasta la ventanilla del club”, dijo el hombre del organismos de seguridad.

Según se calcula, unos tres mil hinchas de River habrían adquirido entradas en el kiosco que lanzó Lanús para no socios, lo cual le habría generado una musculoso cobranza aunque ahora puede tener un dolor de cabecera. Rivertrató de minimizar la situación a través de un comunicado donde aseguró que “Las entradas que Lanús vendió para socios y no socios fueron destinadas solamente para simpatizantes de dicha institución, por lo cual en el partido a disputarse el próximo martes 31 de octubre no habrá sectores exclusivos para notorio neutro o visitante. Seamos espectadores responsables”, se leyó respecto al partido.

Dejá tu comentario

Post Sugeridos