Copa Libertadores Destacadas Fútbol 

El pasado oscuro del árbitro de la Superfinal: estuvo suspendido 8 meses

El árbitro chileno Roberto Tobar, será el encargado de dirigir la primera final de la Copa Libertadores en la Bombonera entre Boca y River. Además se sabe que es de sacar muchas tarjetas.

A finales de 2012, Tobar recibió ocho meses de suspención por la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile. Con la organización en un mal momento y luego de que expulsaran a varios jueces de línea, varios contaron cómo se resolvían las designaciones de cada fecha: el “Club del póker”.

Mario Sánches, director del desarrollo arbitral organizaba partidas de póker entre los que se encontraba Tobar. Quien se quedara sin dinero, quedaba asignado para imponer justicia en un partido de menor importancia. Con los viáticos recuperaban el dinero apostado.

La investigación terminó con varios suspendidos entre ellos Tobar.

“Un despido, cuatro suspensiones y el nombramiento de un nuevo Presidente de la Comisión de Árbitros determinó el Directorio de la ANFP, luego de conocer los resultados de una investigación que ordenó tras declaraciones de cinco jueces y asistentes que luego de su desvinculación de la Corporación denunciaron la existencia, hace años, de un llamado ‘Club del Póker'”, fue la noticia en esa época.

“(Se) acordó el cese del contrato del ex árbitro Mario Sánchez, quien se desempeñaba como responsable del área Desarrollo de los árbitros, sin formar parte de la Comisión”, informaron desde la ANFP en ese entonces.

Tras levantarse la suspensión, Tobar regresó al ruedo con todo. En 2012 tenía 34 años y era la principal promesa del arbitraje chileno. Ahora, con 40 años, dirigirá uno de los partidos más importantes de la historia de la Conmebol.

Dejá tu comentario

Post Sugeridos