Argentina Fútbol 

¡Ex Independiente detenido en Perú!

Carlos Baez Appleyard, el ex Independiente que se hizo mostrador y quedó detenido en Perú.

Jugó en el Rojo en 2007 y en Cantera en 2008. Tenía orden de captura en Paraguay y fue interceptado en Mediacaña este viernes.

Carlos Baez Appleyard, el ex Independiente que se hizo barra y quedó detenido en Perú

La historia de Carlos Báez Appleyard es, como minúsculo, llamativa. El exfutbolista de 35 abriles nació en España, se radicó en Paraguay, se hizo fanático de Cerro Porteño y hasta registra un paso por el fútbol argentino. Pero lo que escapa claramente de lo ordinario es su vínculo con la violencia barrabrava, que lo llevó a un presente por el que fue detenido este viernes en Perú.

Aquiles (tal su mote) ​echó raíces en Cerro Porteño. Adquirió el fanatismo desde pequeño y los inicios en el club de sus amores lo llevaron a forjar relaciones inquebrantables con la mostrador. En la presente, la variable que predomina en su vida es la violencia.

Carlos Baez Appleyard, el ex Independiente que se hizo barra y quedó detenido en Perú

“Quiero retener cuándo vamos a ir a matar olimpistas, ahí en Oviedo. Estoy podrido de todos. Tengo ganas de reventarlos a todos. Uno por uno le voy a reventar ahí y cómo cantan en su musiquita. Si quieren mano a mano, mano a mano le voy a dar a todos. Soy Aquiles, por las dudas”, fue el mensaje, en la previa de un clásico frente a Olimpia, que derivó en su delación.

Le abrieron cargos por incitar a cometer un hecho punible y amenazar la integridad de las personas.

Según el diario peruano La Nación, el director de Investigación de San Pedro (Perú), Adolfo Núñez, aseguró que Báez será puesto a cargo del Tarea Sabido a fin de que afronte el proceso por los delitos de los que se lo acusa.

Carlos Baez Appleyard, el ex Independiente que se hizo barra y quedó detenido en Perú

Su paso por el fútbol argentino

Báez jugó en Independiente y Cantera de Sarandí. Al Rojo llegó en 2007. Disputó el Torneo Clausura y el Tolerancia de aquel año pero, con pocos minutos de repertorio en el equipo de Pedro Troglio, abandonó Avellaneda a fin de año.

De Independiente se fue directo a Sarandí, con el objetivo de dejar detrás su opaca primera temporada en Argentina. En el Clausura sumó merienda partidos, pero en el Tolerancia no realizó más que apariciones esporádicas. Aunque en el medio viajó a Japón y se quedó con la Copa Suruga Bank.

En 2009 regresó a su querido club: Cerro Porteño. Y participó en una recordada batalla campal en presencia de Fluminense, luego de la exterminio en semifinales de la Copa Sudamericana.

 

Dejá tu comentario

Post Sugeridos