Argentina Fútbol 

¡El mensaje de Lavezzi!

El mensaje motivacional de Lavezzi:

El participante del Hebei Fortune, compartió un retazo de una nota periodística publicada post-derrota en presencia de Pimiento en la Copa América del Centenario, para apoyar a sus compañeros en la previa al trascendental partido en presencia de Ecuador.

Ezequiel Lavezzi, fue uno de los jugadores con decano cantidad de convocatorias en la Selección Argentina. Hasta que sufrió una luxofractura de codo en presencia de Estados Unidos en el partido correspondiente a la semifinal de la Copa América Centenario (luego volvió a estar citado pero no sumó minutos). Más allá de que cuando le tocó estar internamente de la cancha mostró rendimientos aceptables, el Pocho asimismo fue agradecido por ser uno de los jugadores que más aportó a la construcción del género desde el vestuario. Y a horas del partido trascendental en presencia de Ecuador, el punta del Hebei Fortune de China compartió un mensaje en la redes sociales con el fin de apoyar y motivar a sus ex compañeros de la Selección.

El mismo pertenece a una nota que escribió el neurocientífico Facundo Manes para La Nación, un día a posteriori de la final de la Copa América Centenario en presencia de Pimiento, en la cual Messi había anunciado su salida de la Selección:

“La frustración es una cualidad muy humana: querer poco y no conseguirlo nos suele advenir, y eso hace que nos sintamos mal. La esencia es qué hacer con eso. Una opción es quedarnos empantanados pensando en todo lo bueno que podría poseer pasado y no pasó, y así sentirnos aún peor. La otra es poner a entretenerse nuestra capacidad “resiliente”: intentar exceder la adversidad y metamorfosear la experiencia en un estudios que nos permita tener más herramientas para el nuevo desafío. Y estímulos para superarlo. Una condición muy importante para lograrlo es estar convencidos y, para eso, tener propósitos y proyectos que nos permitan orientar más en la meta que en la piedra y del tropiezo. Retener que los caminos son arduos y largos, y que cada traspié no nos obliga a asomar todo de cero. Solo hay que levantarse, reflexionar sobre lo que nos pasó, curarse las heridas y seguir andando”.

Dejá tu comentario

Post Sugeridos